Incluir la felicidad en el PIB… ¿teoría o realidad?

Nunca, en el mundo desarrollado, las personas y los Estados han tenido tanto. Pero tampoco nunca antes, el deseo de posesión era tan grande. Ese deseo está poniendo en riesgo un objetivo tan importante como es la felicidad. El conseguir más, el aumentar la productividad, el producir más con menos, más rápido, más barato, más trabajo en menos tiempo,… ¿nos lleva realmente al estado del bienestar?.

Por suerte empiezan a surgir signos positivos de cambio y algunos líderes de  potencias mundiales empiezan a hablar de Felicidad en sus políticas económicas. Además, existen pequeños países tomando acciones concretas sobre la felicidad. Y lo más sorprendente de todo: ¡¡¡parece que nuestro cerebro es capaz de fabricar felicidad!!!

Pero vayamos paso a paso:

1.- El índice “Joie de Vivre”

Algo esta empezando a cambiar cuando, después de una terrible crisis económica, que nos ha costado billones de Euros, líderes tan influyentes como Nicolas Sarkozy y David Cameron empiezan a admitir que medir el éxito de los países y de sus políticas únicamente por el crecimiento del PIB no es suficiente.  Sarkozy propone la introducción del índice “joie de vivre” incluyendo conceptos como “Felicidad” y “Bienestar” en las criterios de éxito de las políticas de los países. Dice que va a liderar una lucha contra “el culto a las cifras” y el “culto a los mercados” en la valoración internacional de progreso y éxito. ¡Bien, por el impetuoso Nicolas!. Francia siempre ha sido una fuente de innovación social desde su revolución. Vamos a ver si lo consigue.

En Inglaterra, su actual primer ministro David Cameron, dio una presentación en TED, cuando aún era candidato, donde también argumentaba sobre los cambios fundamentales que hay que llevar a cabo en la manera de hacer política. Entre esos cambios propone poner mayor atención a aspectos no incluídos actualmente en el PIB y relacionados con el bienestar de la gente. Empezando con un buen chiste sobre políticos (“Los científicos están pensando en reemplazar las ratas en los experimentos por políticos. Alguien preguntó ¿por qué?  y dijeron: “Bueno, no hay escasez de politicos; a nadie le importa en lo más mínimo lo que les ocurra a los políticos; y al fin y al cabo, hay ciertas cosas que las ratas no estarán dispuestas a hacer”), Cameron propone, aprovechándonos de la revolución de la información que estamos viviendo, una mayor transparencia de datos al ciudadano por parte de la Administración. Desde el momento en que los estados ya no van a tener más dinero para mejorar las cosas, habrá que tener en cuenta otros valores que implican bienestar como familia, relaciones, comunidad… Considera que se ha pasado del poder central (Estado) al poder personal (Pueblo).

Cameron hace referencia a un discurso (link) dado en 1968 por Robert Kennedy donde, ya en esa época, empezaba a reconocer que el PIB era una medida insuficiente e injusta para el pueblo. Su mensaje principal:

“… pero el Producto Interior Bruto no mide la salud de nuestros hijos, la calidad de su educación, o la alegría de sus juegos. No incluye la belleza de nuestra poesía, o la fuerza de nuestros matrimonios; la inteligencia de nuestro debate político, o la integridad de nuestros funcionarios,….

… En resumen, mide todo, excepto lo que hace que la vida merezca la pena.”

2.- Butan ya lo hace (desde 1972).

Chip Conley, un empresario hotelero californiano, presenta en este video su perspectiva de cómo hacer felices a sus empleados sin perjudicar los resultados financieros. En esta búsqueda nos cuenta que visitó Butan donde encontro en su Rey y sus dirigentes una filosofía política que buscaba la felicidad de su pueblo. El primer ministro le dijo que el gobierno no es responsable de proporcionar la felicidad si no de crear las condiciones necesarias para que la felicidad ocurra. Han creado un sistema (Indice de Felicidad Nacional) basado en 4 pilares, 9 indicadores y 72 métricas para crear un ecosistema de felicidad en el país. Como ejemplo de uno de los aspectos que miden está el empleo del tiempo diario de los Butaneses. Ellos consideran que el tiempo es uno de los recursos más escasos del ser humano.

El mundo Budista, y muy especialmente en las comunidades del Himalaya (Tibet, Butan), vive con un principio básico de felicidad: “Querer lo que ya tienes, en lugar de Tener lo que quieres”

3 – Nuestro cerebro sabe fabricar Felicidad.

Y ahora, lo más interesante. Dan Gilbert, Psicólogo de Harvard y experto en felicidad, sostiene en esta inspiradora presentación, que nuestro cuerpo puede fabricar (sintetizar) la felicidad. El humano es el único animal que ha desarrollado en los últimos millones de años el lóbulo frontal del cerebro para realizar esta función. Dan dice que “esto nos ha sacado de los arboles para llevarnos al Centro Comercial”🙂. Es como un simulador psicológico. Nos hace ver el mundo y sus consecuencias adaptándolas a nuestras necesidades de felicidad.

La felicidad fabricada nos hace aceptar las cosas que no pueden ser cambiadas y preferir las opciones que hemos elegido o conseguido sobre las que no hemos elegido o conseguido. Lo más interesante es cómo expone los experimentos que les llevaron, a él y a su equipo, a estas conclusiones.


 

 

Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Incluir la felicidad en el PIB… ¿teoría o realidad?

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. TNC dijo:

    Muy interesante este post. De todas maneras creo que la posibilidad de ser felices está en nosotros mismos. No depende de los demás. Y no se trata de ser conformista; de “querer lo que ya tienes en lugar de tener lo que quieres”; ni de adecuar tus ambiciones únicamente a aquello que puedes conseguir. Más bien se trata de querer SER en lugar de querer TENER. En saber, ¡qué difícil!, qué es lo realmente importante en la vida.
    Sigue así cuñada. Y no te faltará un comentario en cada entrada.

  3. Mireia dijo:

    Un artículo estupendo, ojala puedan leerlo muchas personas y les haga pensar en que tenemos la capacidad de ser felices y hacer felices a los demás

    Recuerdo la sensación que me embarga cuando veo a un amigo, se ensancha el espíritu, la cara se alegra con una gran sonrisa y en ese instante soy Feliz. Y porque? Porque con un amigo eres lo que eres y aceptas lo que tienes, y no necesitas más.

  4. Pingback: Hacia un Planeta feliz |

  5. Pingback: Intervenimos en el análisis sobre Europa - seproteca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s