Yosemite : cuando el fuego salva el bosque

El mayor enemigo del bosque es el hombre y su arma, el fuego. Pero en Yosemite National Park hombre y fuego se unen para salvarlo. (En el link de arriba se pueden ver impresionantes fotos de como se provocan esos incendios).

En el Parque Nacional de Yosemite, a unos 320 km. al este de San Francisco (California), las viejas secuoyas gigantes crecen y se reproducen gracias a la ayuda del hombre. Grizzly Giant con una edad aproximada de 1800 años y una altura de unos 88 metros es una de las vedettes del parque, junto con The Bachelor and Three Graces y el California Tunnel Tree tallado en 1895 para permitir el paso de diligencias tiradas por caballos.

Las diminutas semillas de las secuoyas necesitan tres condiciones indispensables para poder germinar: luz solar directa, humedad adecuada y suelo desnudo de plantas y rico en minerales.

Las secuoyas son famosas por su capacidad de resistencia al fuego, y los incendios naturales ocasionados por las tormentas eléctricas son sus aliados: queman las plantas que les hacen competencia, abren el bosque para que entre la luz solar y dejan una capa de ceniza rica en minerales que favorece su nutrición. El calor del fuego reseca y abre las piñas de los árboles produciendo una lluvia de semillas nuevas que cae sobre el manto perfectamente preparado. Después del invierno, con el derrite de la nieve, la humedad del suelo contribuye a su reproducción.

La disminución de las tormentas y la protección contra incendios hizo que proliferaran las especies vegetales a los pies de las secuoyas imposibilitando las condiciones óptimas para su reproducción. Esta necesidad de incendios por parte de las secuoyas no se descubrió hasta 1960 y fue a partir de entonces que el Servicio Nacional de Parques empezó a realizar quemas controladas deliberadas ayudando a la reproducción y conservación de las secuoyas gigantes de Yosemite.

Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Yosemite : cuando el fuego salva el bosque

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. JRio dijo:

    Siempre me han gustado e impresionado las secuoyas. Pero desconocía este dato curioso, como el fuego puede llegar a proteger una especie vegetal.
    Buen artículo, y buen blog.

    Saludos.

    – Gracias por seguirme en bitácoras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s