Los Pilgrims de Nueva Inglaterra

El cuarto jueves del mes de noviembre se celebra en EEUU el día de Acción de Gracias “Thanksgiving”. La creencia popular dice que en el primer Thanksgiving, los Pilgrims (colonos ingleses) y los Wampanoag (nativos) se unieron en un mismo banquete para dar gracias a Dios por la cosecha en 1621. Pero sin embargo,  existen otras versiones entre las que se encuentra la defendida por la universidad de Florida que considera que fueron los españoles los primeros en realizar este tipo de celebraciones en América.

Pero y…  ¿Quiénes eran los pilgrim?  ¿qué les llevó a un nuevo mundo?

El 6 de septiembre de 1620 el Mayflower zarpó de Plymouth (Inglaterra) llevando a 102 pasajeros: unas pocas familias y un gran número de hombres solteros. Huían de su precaria situación económica y de la creciente presión de los católicos en su país, lo que les provocaba una radicalización de su puritanismo religioso.

Tras atravesar violentas tormentas, el 9 de Noviembre el barco consiguió alcanzar Cape Cod. Su deseo era llegar hasta la desembocadura del río Hudson donde la Virginia Company of London les había garantizado unas tierras. Sin embargo, debido a la dificultad de navegar alrededor del cabo, se establecieron en Plymouth (en el actual estado de Massachussets), naciendo así Plimoth Plantation.

¿Cómo era su vida en Nueva Inglaterra?

Para saberlo pensamos que lo mejor era hacer como Marty McFly en “Regreso al Futuro” pero con un método mucho más sencillo: conduciendo por una autopista de Boston a Plymouth. Y así, sólo a un par de millas del  pueblo, llegamos a 1627, a la mismísima colonia inglesa de Plimoth Plantation.

Sus habitantes, inmersos en su vida cotidiana del siglo XVII, no se extrañaban de nuestra presencia, sino todo lo contrario. Hacían un alto en sus quehaceres diarios para responder muy amablemente a nuestras preguntas en su inglés de la época de Shakespeare. Después de siete años de vivir en tierras americanas parecían perfectamente habituados a su nuevo hogar.

Nos dijeron que tenían fortificado el poblado por miedo a los Wampanoag que se encontraban al otro lado de la colonia. Sus relaciones con ellos era de respeto y de relativa buena convivencia  y mantenían con ellos ciertos contactos diplomáticos. Como nosotros veníamos del Boston de 2010, nos habíamos informado que no sería hasta 1630, cuando con la llegada de nuevos pilgrims, aumentarían las hostilidades con los nativos. No obstante, ese año disfrutaban de una cierta calma.

Hablamos con John Billington, quien nos contó que habían traído todas sus pertenencias (muebles, utensilios de cocina, animales,…) en el Mayflower y que su forma de vida familiar no había cambiado demasiado. Las comodidades de la casa eran prácticamente las mismas que las que disponían en Inglaterra. Por ejemplo, en la única cama de la casa dormía el matrimonio mientras que los niños lo hacían en el suelo.

William Bradford, el segundo gobernador de la colonia, era un buen conversador y muy puesto en todo lo que se refería a los cotilleos políticos de Europa. Cuando se dio cuenta que éramos españoles nos preguntó si veníamos de nuestras colonias de Florida y quiso saber cómo se encontraba nuestro Rey quien había rechazado el matrimonio de su hija con el Rey de Inglaterra Carlos I por negarse éste último a convertirse al catolicismo. ¡Vaya por Dios! dijimos y guardamos silencio, sin saber exactamente si es que la infanta Elena había decidido rehacer su vida después del divorcio de Marichalar. Pero no, se refería a Felipe III y a su hija la infanta Ana María. (Como iba a decir Groucho Marx,  algunos años más tarde, “Más vale estarse callado y parecer tonto que abrir la boca y despejar todas las dudas definitivamente”).

Conocimos a la encantadora Susanna Winslow, protestante de los Paises Bajos. La vida allí era dura pero así era como ella consideraba que tenía que ser. Nos dijo que para las chicas era fácil encontrar marido porque había mucho joven soltero, lo difícil era saber escoger bien. Cuando le dijimos si podíamos hacer unas fotos, no supo a qué nos referíamos.

Samuel Fuller era el decano de la iglesia y también el médico, lo que le hacía ser considerado el protector físico y espiritual de toda la colonia. Se dedicaba después de la dura jornada de trabajo en sus campos a leer y releer los pocos libros que se había traído de Inglaterra.

Tuvimos nuestra buena dosis de historia en Plimoth Plantation compartiendo unas horas con la gente de 1627, y realmente mereció la pena. Su valor para afrontar esa aventura era admirable y más sabiendo lo que les vendría encima dentro de unos años con las luchas con los wampanoag. Por nuestra parte, nosotros preferimos, como Marty McFly, regresar al futuro.

Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Los Pilgrims de Nueva Inglaterra

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Lourdes dijo:

    No estará de asesora de Zynga…?

  3. Raul Talledo dijo:

    Es un magnifico relato para comprender los origenes de USA sin embargo falto algo para ser completo hacer mencion al Pacto del Mayflower que fundamenta su Constitucion.

  4. Anónimo dijo:

    estoy seguro que los pilgrims llegaron a usa antes del año 1492, ullendo de la santa inquisicion , y que los reyes catolicos romanos organizaron la expedicion de la pinta , la niña, y la santa maria para venir a america y tomar prisioneros a los fujitivos de la inquisiicion y castigarlos como ellos los catolicos practicaban contra los dicidentes de la iglesia governante durante la edad media, los imbito a imbestigar la verdadera historia y con sentido logico para que no nos sigan diciendo que los españoles llegaran a america buscando especies para sasonar sus comidads gracias.
    .

  5. sonny raymond newball dijo:

    que buen recorrido de una manera amena y didactica, es interesante como en Estados Unidos, hay colonias que se dedican a preservar sus origenes puros y de como se aprende de ellos .

  6. Anónimo dijo:

    Hace falta mencionar que redactaron una carta al rey de Inglaterra, pidiendole permiso para salir fuera de Inglaterra y adorar a Dios a su manera y que el Rey les otorgara su permiso y bendición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s