Los M&M´S dificultan el trabajo en la oficina

Las empresas y las organizaciones emplean a gente para realizar trabajos. Para ayudarles a trabajar, construyen o alquilan oficinas y despachos llenándolos de mesas, sillas, estanterías, ordenadores, impresoras, máquinas de café,… A ellas acuden los trabajadores los cinco días de la semana para llevar a cabo ese trabajo por el cual les pagan.

Jason Fried nos cuenta, sin embargo, en esta charla de TED, que durante los últimos 10 años ha estado preguntando a cientos de trabajadores sobre su disposición del tiempo en la jornada laboral y,  cuando se trata de tener que acabar un trabajo importante, a Jason le interesa saber dónde y cuándo lo hacen. Para esto, las respuestas son muy variadas:

  • En cuanto al sitio: “En el comedor de mi casa”, “en la cocina”, “en un bar tranquilo”, “en la biblioteca”, “en el tren”, “en el avión”,…
  • En cuanto a la hora: “Por la noche, después de cenar”; o “muy temprano por la mañana”; o “el sábado por la mañana”,…

En muy pocos casos la respuesta es: “en la oficina, durante las horas de trabajo”.

Jason sostiene que desde que se llega a la oficina, el trabajador está continuamente repartiendo su horario en pequeños lotes de tiempo, en llamadas de teléfono, reuniones e interrupciones de todo tipo. Cuando llega al final de la jornada se da cuenta que se han hecho muchas cosas pero no se ha realizado nada importante.

Esta situación es molesta para cualquier tipo de trabajador, pero lo es más para las actividades creativas como: escritores, programadores, diseñadores, ingenieros,… Estas profesiones necesitan largos periodos de concentración sin interrupciones. Es difícil desarrollar una idea en periodos de 15 minutos.

El proceso creativo es muy parecido al proceso del sueño. Ambos tienen que seguir unas fases sin interrupción para que se consiga el objetivo que deseamos: la creación en el caso del trabajo, o el descanso en el proceso del sueño.

Cuando dormimos tenemos que pasar por unas fases iniciales para llegar al sueño profundo que es el que realmente necesitamos. Si nos despiertan en las fases iniciales, no nos volvemos a dormir en la fase en la que nos despertaron sino que el proceso vuelve a unas fases anteriores. Algunas mañanas nos levantamos cansados, y aunque hemos estado durmiendo lo hemos hecho de una manera improductiva. Lo mismo ocurre en las oficinas, se ha estado trabajando pero, cuando se llega al final de la jornada, tenemos la impresión de no haber producido ningún resultado debido a las multiples interrupciones.

La principal fuente de distorsión en la oficina son los M&M´s: Managers & Meetings. Jason sostiene que como los managers no producen nada especifico, su trabajo es interrumpir a sus empleados y organizar muchas reuniones.

Propone algunas soluciones como:

  • Declarar un día a la semana, o una tarde, la prohibición de hablar en la oficina.
  • Utilizar más emails y menos llamadas o visitas a compañeros. Los emails se pueden leer cuando uno quiere, y además siempre puedes cerrar el mail para leerlo más tarde pero no puedes “cerrar” a tu jefe.

Bien, parece que sólo se debería acudir a la oficina para utilizar los recursos no disponibles en otros lados (aunque ahora hay de todo por todas partes) y para interactuar con los compañeros. El mantener el contacto humano es muy importante en las relaciones laborales pero puede que no sea necesario hacerlo todos los días.

Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los M&M´S dificultan el trabajo en la oficina

  1. Absolutamente de acuerdo. Desde que dejé mi trabajo en una multinacional (bueno, el trabajo me dejó a mi) he comprobado lo cierto que es lo que reseñas. La oficina, en general, es fuente de continuas diversiones e interrupciones. Para hacer cualquier cosa importante, necesitas aislarte en algún otro lugar.

    Ahora que trabajo desde casa, he iniciado algún trabajo pensando que tenía para dos o tres días, pero lo terminé en cinco o seis horas de trabajo continuado.

    El propio concepto “oficina” habría que revisarlo. Hay que mantener el contacto humano con los miembros de tu equipo, pero seguro que hay métodos o maneras mucho más eficientes.

    Gracias por el post, Pilar.
    José María

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s