Mercados de Navidad de Viena

En Navidad Viena se convierte en un cuento de hadas. En la temporada de Adviento, a partir del 13 de noviembre diferentes mercados navideños, los Weihnachtsmärkte, se instalan por toda la ciudad en lugares que ya son de por sí de ensueño.

Tras las intensas nevadas de esta semana pasada, las casetas cubiertas de nieve, las luces de colores y el irresistible aroma de las confituras, de los gaufres, de los panes de especias, de las almendras tostadas, de las castañas o patatas asadas, del chocolate,…  te envuelve en un increíble ambiente de fantasía.  Los hasta -12ºC que está haciendo estos días por Viena se combaten con un buen Punsch, el vino caliente de diferentes aromas (naranja, canela, coco, frutas del bosque,…) que tanto se agradece para calentar el cuerpo y las manos. O para quien no le guste el alcohol, no hay nada mejor que beberse un chocolate caliente. Por 5€ el Punsch te lo sirven en la taza de navidad, distinta para cada mercado. Si deseas retornarla te devuelven 2€, pero merece la pena llevársela de recuerdo o ir rellenándola con más vino para entrar en calor.

En la Rathausplatz de Viena, la plaza del ayuntamiento, se instala el “Christkindlmarkt“. Es el mercado más concurrido y también el más turístico con más de 3 millones de visitantes cada año.  Numerosos grupos de turistas, principalmente del este de Europa acuden a Viena en estas fechas para disfrutar de estos mercados.

El árbol de corazones iluminados, el de los sellos o el de los títeres han sido decorados por artistas vieneses creando una atmósfera mágica para los niños.

Los mercados de Navidad en Viena nacieron hace más de 700 años. En 1296,  Alberto I permitió a los comerciantes hacer un mercado en diciembre para abastecer a la ciudad. En el siglo XVI se le daría el nombre de Thomasmarket y no es hasta el siglo XVIII donde se le da el nombre de mercado de navidad, Nikolo-und Weihnachtsmarkt o Krippenmarkt. Es en 1975 cuando el principal mercado de Navidad  de Viena se instala en la Plaza del Ayuntamiento.

Los vieneses, sin embargo, prefieren los mercados menos conocidos por los turistas como por ejemplo:

El Mercado de Adviento del Palacio Belvedere, instalado en los jardínes de la residencia barroca del Príncipe Eugenio de Saboya.

O también,  el Mercado de Navidad Karlsplatz, enfrente de la iglesia de San Carlos con algunas atracciones para los pequeños como carruseles o ponys.

No son menos populares: el Mercado navideño en el Maria-Theresien-Platz que está instalado entre los museos de historia del arte y de historia natural con 60 puestos de artesanía tradicional; o el Mercado de Navidad Altes AKH situado en un patio grande del antiguo hospital en el distrito 9; o el del Palacio de Schönbrunn con artesanía tradicional y joyería hecha a mano.

En definitiva, Navidad es una muy buena excusa para visitar Viena.

Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Mercados de Navidad de Viena

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Hola Pilar,

    Mi hermano y su familia tenían que haber ido a Viena este Puente de la Constitución, pero al final no pudieron por la huelga salvaje de los controladores en España. Les paso el post para que se consuelen.

    Saludos.
    José María

  3. Anónimo dijo:

    Muchas gracias Pilar,

    nos vamos esas navidades a Viena, y me ha venido de lujo set información ¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s