El frío invierno de Súzdal (Суздаль) Rusia

La nieve empieza a cubrir el pueblo de Súzdal a mediados de octubre y no lo abandona hasta bien entrado el mes de abril.

A 220 km. al noroeste de Moscú y a orillas del río Kamenka, este pueblo del óblasts (provincia) de Vladímir, es una de las maravillas que forman el llamado Anillo de Oro.

En estas fechas de crudo invierno, las temperaturas llegan a alcanzar los -25ºC y como dicen sus habitantes: “no hay buen tiempo o mal tiempo, sino buena ropa o mala ropa”. Y es que se lleva mejor si se va abrigado hasta los dientes y con un poco de vodka en el estómago.

La silueta de esta villa está formada por sus 33 iglesias (todas ellas ortodoxas), su Monasterio del Salvador y San Eutimio, el Kremlin (fortaleza) y sus numeros conventos, entre los que destacan el Convento de Alexandrovsky, el Convento de la Intercesión y el Convento de María Protectora. Lo que hacen de ella ser Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Pero Súzdal, no es sólo eso, es además una “ciudad-museo”. Es el único pueblo que ha preservado su arquitectura original apesar de los frecuentes cambios que ha sufrido Rusia a lo largo de su historia.

El  manto blanco de la nieve cubre las casas de madera, de alegres colores y adornadas ventanas. Según una arraigada superstición de Súzdal, cuando se construye una vivienda nueva, el primero que entre en el nuevo hogar será también el primero en morir. Por eso, siempre se deja que sea el gato el que tenga el privilegio de inagurarla.

Las casas pintadas de color verde, amarillo, azul,… son de uno o dos pisos de altura ya que se prohiben las edificaciones elevadas. La cantidad de nieve acumulada las hace parecer todavía más pequeñas.

Súzdal presume de no tener fábricas y haberse dedicado históricament al comercio y a la agricultura con su famoso mercado de pepinos que se celebra en verano. Eso hizo que al no haber trabajadores de la industria, el impacto de la Revolución fuese menor.

Actualmente, su principal industria es el turismo predominantemente ruso. Con tan sólo 11.000 habitantes cuenta con ochenta hoteles de diferentes categorías.

Unida a la historia de Rusia, ha conocido periodos florecientes, llegando incluso a ser la capital y residencia de reyes, y ha sufrido invasiones, epidemias e incendios. Sin embargo, no han conseguido destruir la energía de sus habitantes.

Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El frío invierno de Súzdal (Суздаль) Rusia

  1. Pingback: Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.