Pasear en troika por Rusia

Es una experiencia única darse un paseo en este vehículo tradicional ruso, especialmente durante los duros inviernos de este país. La troika es un trineo (aunque también existe la versión a ruedas) tirado por tres caballos colocados en paralelo. La ventaja de esta configuración es la gran velocidad (45-50 Km/h) que se puede llegar a alcanzar sobre la nieve. Cuando se inventó en el siglo XVII se convirtió en uno de los vehículos mas rápidos de la época. La troika representa un gran desafío técnico, pues el caballo del medio trota mientras los de los extremos van a medio galope. Esto requiere una gran destreza por parte de las personas que lo conducen.

En Súzdal, en la provincia de Vladimir, se puede disfrutar de esta experiencia en un entorno medieval lleno de iglesias y conventos empapados de historia. Un paseo en troika o en trineo tirado por un caballo es un aliciente más que atrae a numerosos turistas.

Fue una aventura deslizarse por la nieve de los estrechos caminos de los alrededores de Súzdal a cierta velocidad, y más si tenemos en cuenta los 25 grados bajo cero a los que nos encontrábamos. Apesar de ir muy abrigados y cubiertos con varias mantas de pieles del propio trineo, los pocos centímetros de piel que inevitablemente quedaron al descubierto sufrieron lo suyo.

En nuestro caso se notaba la tensión y concentración entre los dos cocheros para mantener coordinados a los tres caballos. No sólo utilizaban las diferentes riendas para guiarlos, sino también una serie de silbidos que los animales obedecían.

Pasear en una troika no es sencillo pues es necesario primero encontrar quién dispone de una y sabe conducirla, para después negociar con ellos el paseo. En las ciudades más turísticas rusas es mucho más común encontrarse con los trineos tirados por un solo caballo.

Los cocheros van más relajados y muestran los monumentos de la ciudad. Es difícil dar con cocheros que hablen inglés, ya que más del 90% del turismo es local.

Los trineos se han utilizado para los viajes en invierno desde hace varios siglos. En el invierno de 1742, con un dorado trineo imperial (actualmente conservado en el Palacio de Armas del Kremlin de Moscú), la emperatriz rusa Elizaveta Petrovna hizo el viaje de San Petersburgo a Moscú. Realizó los 650 kilómetros en sólo 3 días, en lugar de los 7 días que eran necesarios en esa época. La carroza era tirada por 23 caballos que eran reemplazados periódicamente.. Un total de 800 caballos fueron usados durante ese viaje.

Foto de troika de http://asociacioncaballarlamatina.wordpress.com
Foto carroza de http://www.myworldshots.com por Olga
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pasear en troika por Rusia

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Hola, Pilar.

    Tiene que ser realmente emocionante en un entorno tan hostil poderse pasear sobre una troika.

    Yo siempre he sostenido que soy un ser básicamente tropical, y el frío y la nieve me echan para atrás. De hecho, me entra frío sólo de ver las imágenes.

    Me gusta viajar, pero cuando despunta la primavera, no antes.

    Gracias por el post y un saludo.

    José María

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s