Comenzar con un final en mente

Imagina la siguiente situación:

“Aparcas tu coche en el parking de una funeraria. Entras en el edificio siguiendo a la gente hacia la sala principal. Una música suave suena de fondo. Te contagia el sentimiento de tristeza por la pérdida de un ser querido. Caminas por el pasillo central bordeado por los bancos donde familiares y amigos hablan bajito secándose las lágrimas. Te acercas al féretro para ver al difunto y descubres que estás cara a cara contigo mismo. Es tu propio funeral en algún momento del futuro. Todos los presentes han venido a expresar sentimientos de amor y aprecio hacia tí.

Cuando tomas asiento para esperar el comienzo de la ceremonia, coges el programa que se encuentra en el banco y lo lees. Observas que va a haber tres intervenciones: la primera, de tus familiares (marido/mujer, padres, hijos, hermanos, primos,…); la segunda, de tus amigos (los de toda la vida, los de la infancia, los nuevos,…) y la tercera, de tus compañeros de trabajo (los que compartes proyectos, los de las reuniones, los  subordinados,  los  jefes,…)”.

Ahora piensa:

¿Qué cosas te gustaría que esas personas dijesen de tí?, ¿qué tipo de esposo/a, padre, madre, hijo/a,… has sido?, ¿cuáles son las cualidades como persona con las que tus amigos te definirían?, ¿qué resaltarían tus compañeros de trabajo de las experiencias compartidas juntos?, ¿qué huella has dejado en todos ellos?.

Este es el ejercicio que nos plantea Stephen R. Covey en su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” cuando quiere explicar el hábito nº 2: “Empezar con un fin en mente”.

Covey nos recomienda que para saber cómo actuar en la vida, debemos definir primero el objetivo que queremos conseguir. Y al final, en realidad, ese objetivo se resume en la sensación que hemos dejado en las personas que nos han rodeado a lo largo de nuestra existencia.

Es increíblemente fácil caer en la trampa de la actividad diaria: Nos pasamos la vida trabajando y trabajando… para conseguir promocionar… para ganar más dinero… que nos permita comprar cosas que no necesitamos… para impresionar a gente a la que no le importamos. Muchas veces nos vemos consiguiendo victorias vacías que no significan nada y que sin darnos cuenta en ese momento, nos cuestan un precio “afectivo” elevado. También transmitimos el sufrimiento de lo que consideramos  “derrotas” a esos que nos rodean, cuando quizás esas “derrotas” no son tan críticas, sólo eventos insignificantes.

Nuestra vida puede ser muy diferente si realmente sabemos valorar lo que de verdad es importante y valioso para nosotros, si cuando escogemos nuestras acciones sabemos apreciar la contribución que estas acciones van a aportar a lo que realmente deseamos que los que nos rodean recuerden de nosotros.

Comenzar con el final en mente nos proporciona una perspectiva de cómo afrontar cada día, y cada acción.

Como le dice el gato de Cheshire a Alicia: “¿Cómo quieres que te diga qué camino debes tomar si no sabes dónde quieres ir?”

Esta entrada fue publicada en Psicologia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Comenzar con un final en mente

  1. Hola, Pilar

    Hoy no estoy totalmente de acuerdo con la tesis de tu post. Es cierto que a menudo nos perdemos en tonterías a las que damos demasiada importancia.

    Pero “empezar con un fin en mente” tiene un riesgo muy elevado de que los fracasos nos esperen tras cada esquina. El principio vale para proyectos concretos, cuyo ámbito conozcamos y cuya duración sea limitada. Pero para la “vida” me parece demasiado ambicioso.

    Es cierto que cuando morimos solamente somos lo que los demás piensen o hablen de nosotros. Pero antes de eso, somos más cosas, además de lo que los demás piensen de nosotros.

    En fin, un tema enjundioso y, creo, bastante opinable.

    Saludos, Pilar.

    José María

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s