Cementerios de Viena, cada uno en su lugar

Los cementerios forman parte de la riqueza cultural, son la memoria de la historia, el reflejo de la sociedad y de sus creencias. Dicen que todos somos iguales cuando nos morimos aunque las diferencias siguen después de la muerte.

En Europa la costumbre ha sido siempre la de enterrar a reyes y nobles debajo de las catedrales e iglesias; la gente del pueblo, en cementerios que estaban en las afueras de las ciudades mientras que los más desfavorecidos en fosas comunes y sin nombre.

Cementerio, que viene del griego koimetérion (dormitorio) significa lugar donde los cuerpos duermen, sin embargo no todos duermen con el mismo rango. En Viena podemos encontrarnos un ejemplo de cada una de estas categorías para dormir el sueño eterno:

Cripta Imperial de Viena (Kaisergruft)

Situada debajo de la Iglesia de los Capuchinos, en la plaza de Neuen Markt, entre el Palacio Imperial de Hofburg y la Catedral, es el lugar donde descansa, desde 1633, la realeza austríaca, de la dinastía de los Habsburgo herederos del Sacro Imperio Romano Germánico.

Los sarcófagos son obras de arte que guardan los restos de unos 150 nobles, entre ellos 12 emperadores y 19 emperatrices. En su interior los ataudes de madera conservan los cuerpos incompletos de los Habsburgo. Hasta 1878 era costumbre embalsamarlos para su exhibición pública y para ello se les extirpaban los órganos. El corazón era introducido en una urna de plata que se depositaba generalmente en la iglesia de los Capuchinos. Los demás órganos (intestinos, pulmones,…) eran depositados en una urna de cobre y guardados en la Cripta de los Duques de la Catedral de Viena (Stephansdom).

Destaca el impresionante sarcófago de la emperatriz María Teresa, que preside majestuoso la bóveda central.

En la penúltima sala se encuentra el sarcófago del emperador Francisco José, entre el de su esposa la emperatriz Sissi y el de su hijo y príncipe heredero Rodolfo cuyas causas del fallecimiento todavía están rodeadas de misterio entre el suicidio y la conspiración política.

La últimas incorporaciones han sido la de la última emperatriz y reina consorte de Austria-Hungría, Zita en 1989 y la de su hijo el Archiduque Carlos Luis de Austria en 2007.

El cementerio central de Viena (Zentralfriedhof)

Situado en el distrito de Simmering, en Simmeringer Hauptstraße 230–244, fue inagurado en 1874 y es el segundo más grande de Europa después del de Hamburgo. Tiene una superficie de 2,5 kmy cuenta con unas 3,3 millones de personas enterradas. A él llegan cientos de melómanos de todas partes del mundo.

No sé si es por el carácter germánico de los austríacos, pero en el cementerio todo tiene su orden y lugar:

La Cripta de los Presidentes donde se encuentran los restos de todos los difuntos presidentes de la República de Austria desde 1945.

La zona de los músicos con las tumbas de la familia Strauss, de Beethoven, de Schubert, de Brahms, de Salieri rodeando a una estatua en homenaje a Mozart (quien fue enterrado en una fosa común en el cementerio de San Marx en Viena).

Hay otra área para los sacerdotes; otra para los soldados muertos en la I Guerra Mundial, así como diferentes zonas para religiones distintas a la católica, como la zona protestante, la islámica, la ortodoxa y “el Parque de la Quietud” destinada a los budistas. Existen también dos cementerios judíos. En el más antiguo sólo se conservan 60.000 tumbas pues fue destruido por los nazis durante la Kristallnach.

Los vieneses están orgullos de que su cementerio Central sea la mitad de la superficie de Zurich y el doble de divertido que la ciudad suiza, pues no es raro encontrarse con algún que otro concierto de cuerda o de jazz, o tener que hacer batidas de caza cuando los ciervos se acercan a comerse las flores de las tumbas.

El Cementerio de los sin nombre (Friedhof der Namenlosen)

Situado también en Simmering a orillas del Danubio, en el puerto fluvial de carga de Viena, en el 11. Wiener Gemeindebezirk Simmering,el cementerio de Namenlosen ha servido para dar sepultura a los suicidas, accidentados y ahogados en el Danubio.

Debido al vértice del río en el km. 1918, los cuerpos de los ahogados tendían a llegar a esta zona del Danubio, y se decidió crear un cementerio en el mismo lugar en el que eran rescatados. En 1840 se enterraba al primer cuerpo encontrado a orillas del río y se llegó a sepultar hasta 478 personas. Las continuas inundaciones del cementerio y la invasión de los árboles hicieron que en 1900 se crease junto al primero, un segundo cementerio al que en 1935 se le puso una muralla de protección y una capilla por parte de los artesanos de Simmering.

Actualmente hay enterrados 104 cuerpos de los que 43 han sido identificados. El último entierro se realizó en 1940 y a partir de esa fecha se pasó a sepultarlos en el Cementerio Central de Viena.

Josef Fuchs, sepulturero, lo estuvo cuidando de manera voluntaria, hasta su muerte en 1996. Fue él quien puso las figuras blancas de Cristo en las cruces de hierro y la ciudad de Viena le otorgó la Medalla de Oro al Mérito (Goldenen Verdienstzeichen) por su desinteresada dedicación. Hoy son sus descencientes quienes cuidan del cementerio.

Cada año, el primer domingo después del día de Todos los Santos, el Club de Pesca hace una misa en memoria de los que allí descansan y construye una balsa con coronas y flores que navega por el Danubio y les rinde un pequeño homenaje.

Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cementerios de Viena, cada uno en su lugar

  1. Muy interesante el tema de los cementerios. A pesar de su mutismo natural, hablan muy alto y muy claro.

    No hace mucho tiempo pude visitar el de Père Lachaise en París, que también es un punto de peregrinación por los muchos famosos enterrados allí.

    Por cierto, lo que no me ha quedado del todo claro es si lo que Josef Fuchs hacía de manera voluntaria era cuidar el cementerio o morirse en 1996 (he, he).

    Gracias, Pilar.
    José María

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s