Giro, el único nazi enterrado en Londres

Giro es el único nazi enterrado en Londres. Era el perro del embajador alemán Leopold von Hoesch quien apesar de representar a la Alemania nazi de Hitler, con quien tenía frecuentes discusiones, mantenía una buena reputación entre los británicos pues le consideraban como la única esperanza para mejorar las relaciones entre ambos países.

Hasta antes de la II Guerra Mundial la embajada alemana se encontraba en el 9 de Carlton House Terrace (en The Mall), actualmente es el hogar de la Royal Society of London, y fue allí donde el muy querido Giro murió electrocutado por un cable de alta tensión.

Se permitió al embajador enterrarlo en lo que eran los jardínes de enfrente de su propiedad, debajo de uno de los árboles que se encuentran a la derecha de la estatua del Duque de York. En una pequeña tumba, tras una verja de hierro forjado y protegido por un cristal, está la diminuta lápida con la inscripción: “Giro. Ein treuer Begleiter. London im Febraur 1934. Hoesch” (Giro, un fiel compañero. Londres en Febrero de 1934. Hoesch). 

Su dueño, Leopold von Hoesch murió inesperadamente por un ataque al corazón y curiosamente, un mes después de haberse opuesto a Hitler por la invasión de Renania en 1936, lo que lo convierte en una extraña coincidencia.

Fue honrado con un gran cortejo fúnebre donde soldados nazis y los Grenadier Guards británicos sorprendentemente desfilaron juntos ante el saludo nazi de los empleados de la embajada.  Su cuerpo fue trasladado por un destructor alemán a Alemania para ser enterrado allí.

Pero su sustituto cambió completamente la relación entre los dos países. Hitler eligió a su favorito como el nuevo embajador, Joachim von Ribbentrop, quien más tarde sería ministro de Exteriores e incluso, según los servicios secretos americanos, amante de Wallis Simpson, la duquesa de Windsor. Ribbentrop acabó en la horca tras los juicios de Nuremberg.

La tumba de Giro ha sido respetada y cuidada durante todos estos años apesar de su pasado nazi. Y es que si hay algo que caracteriza a los británicos es su amor por los perros. Así lo constata una encuesta que realizó una desaparecida revista inglesa en la que 3 de cada 4 británicos preferían dormir con su perro antes que con su mujer.

Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Giro, el único nazi enterrado en Londres

  1. Anónimo dijo:

    Pilar, cada día te superas un poco más, Exelentes tus articulos. Un beso y un abrazo para Luisant. Quique

  2. Mireia dijo:

    Esto del amor por los perros sería antes, no?. Sensacional como siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s